Mercado de Divisas (FOREX): ¿Qué pasó el 2020?

Por Sergio Tricio


Desde hace un buen tiempo, se esperaba que se diera un vuelco en el mercado global de divisas, tras un largo período de solidez para el dólar estadounidense. La recuperación comenzó el año 2008 tras la crisis subprime, cuando el Dólar Index se encontraba en los US$71, hasta un máximo registrado el año 2017 y el presente año en plena pandemia alcanzando un valor en torno a los US$103, una revalorización del 45% en más de una década, que da cuenta de la fortaleza relativa de EE.UU. frente al mundo en este extenso período de tiempo.


En este artículo veremos cómo evolucionaron las principales divisas major este año y también cuáles fueron las monedas latinoamericanas más y menos golpeadas por la pandemia.


Si quieres saber más, entra a capitaria.com, déjanos tus datos y te contactaremos para responder cualquier pregunta que tengas.





La esperada debilidad del dólar


La caída reciente del dólar ha sido relevante, pero desde un punto de vista netamente técnico, aún es temprano para hablar de un debilitamiento más profundo de la divisa norteamericana.


Como se puede observar en el gráfico adjunto, tenemos un gráfico semanal con una amplia data que nos muestra la trayectoria alcista del dólar en la última década.





Como anticipábamos, el patrón técnico es muy claro, con una pérdida de tendencia (directriz alcista), que luego configura la posibilidad de un “doble techo”. Recordemos que este patrón técnico no se activa hasta que se rompe el “neckline” ubicado en el soporte en torno a los US$88. Por lo tanto, hasta ahora solo podemos hablar de una gran lateralización del dólar index entre los US$88 y los US$103.



La clave estará en lo que haga el Euro


Cuando el dólar se debilita, no pasa necesariamente porque EE.UU. esté viviendo un panorama adverso respecto al mundo. La fortaleza o la debilidad de una divisa, siempre ocurre en términos relativos respecto a su contraparte, que en el caso del dólar index, quien tiene una mayor incidencia en este grupo de divisas es el euro.


De hecho, la divisa que ha tenido una mayor recuperación este año dentro de las majors, es el euro con un avance del +8,24%.

Este año, en plena pandemia, vimos un cambio extremadamente relevante para la Eurozona. La Unión Europea consiguió aprobar un paquete financiero que suma 750.000 millones de euros como plan de recuperación, más 1.074 billones para los presupuestos de los próximos siete años.


Medidas sin precedentes, como la posibilidad que la Comisión Europea se endeude masivamente en los mercados.


Lo relevante de este acuerdo, es que se vuelve a fortalecer la Unión Europea, tras años de peleas internas entre los “buenos y los malos”, los del norte y los del sur, los austeros y los gastadores.


La señal es extremadamente importante después de años de dudas con lo ocurrido tras la crisis de deuda iniciada con Grecia.


Otro aspecto relevante, ha sido la expansión monetaria del Banco Central Europeo al estilo Reserva Federal, comprando deuda en grandes cantidades e imprimiendo billetes para impulsar a la economía, medida que se demoró en ejecutar en serio tras la crisis financiera del año 2008 – 2009.


Estas señales han sido muy importantes para pensar en una posible recuperación económica que tanto le ha costado conseguir a la Eurozona y, en consecuencia, atraer nuevamente a la inversión extranjera, lo que debería impulsar a la moneda comunitaria europea.



Otras divisas majors


El conjunto de divisas majors se vieron beneficiadas por la debilidad del dólar, aunque con diferencias importantes.


Franco Suizo

Mientras el franco suizo tuvo un comportamiento similar al euro, con avances del 8,13%, cobra relevancia su sólido y confiable sistema financiero, además de la posición dominante a nivel global en cuanto a reversas de oro de su banco central, actuando siempre como una moneda refugio en escenarios de incertidumbre.


Yen Japonés

El yen japonés avanza un +4,45%, volviendo a actuar como moneda de refugio en los peores momentos de la crisis. Sin embargo, las expectativas de una fuerte recuperación económica, han reactivado el atractivo por los diferenciales de tipos de interés respecto a EE.UU., lo que ha disminuido la ventaja del yen respecto a otras divisas fuertes.


Libra Esterlina

Por último, la libra esterlina, avanza solo un 2% frente al dólar, a pesar del repunte de fin de año, tras meses de negociaciones a raíz del Brexit y con la incertidumbre natural del proceso, se estaría logrando un acuerdo de última hora como era esperable.





Divisas commodity


Las expectativas de un fuerte repunte económico para el próximo año alimentan las esperanzas de que China vuelva a crecer con fuerza, lo que seguirá impulsando la demanda por commodities o materias primas.


En ese contexto, las divisas más beneficiadas este año han sido el dólar australiano (+8,07%) y el dólar neozelandés (+4,45%).


Si bien el dólar canadiense también tiene una directa relación con el desempeño de las materias primas, sin duda es mucho más importante lo que pase con el precio del petróleo, el que sabemos, ha tenido un año extremadamente complejo. Por ese motivo, el dólar canadiense avanza solamente un +1,21%.



El difícil contexto latinoamericano


Algunos podrían decir que da lo mismo cuando leamos esto, ya que el contexto latinoamericano suele ser complejo la mayor parte del tiempo.


El año 2020 ha sido algo más difícil, teniendo en consideración que la pandemia afectó con mucha mayor fuerza a economías aún frágiles en cuanto a sus sistemas de salud y sistemas políticos en serios problemas, que termina por afectar doblemente a la economía.


El peso chileno USDCLP comenzaba el año con una fuerte presión bajista, tras el complejo estallido social. Paradójicamente, fue la divisa de la región que tuvo el comportamiento más estable, con una recuperación posterior que ha sorprendido a más de alguno.


Esto podría estar influido por la amplia cobertura de vacunas que ha logrado el país, además del impulso económico que estarían dando los retiros del 10% de las AFP. En concreto, el peso chileno avanza un +5,3%, lo que suena increíble respecto a otras monedas de la región.


El real brasileño vivió una fuerte depreciación con la pandemia y a pesar de la recuperación reciente, no ha sido suficiente para terminar el año con una depreciación del -30%. De terminar el año 2019 en torno a los 4 reales por dólar, se encuentra finalizando el 2020 en torno a los 5,2 reales por dólar.






Algo menos impactante ha sido la depreciación del peso mexicano, pero de todas maneras se repite la historia, con una depreciación del -5,6%, siendo una moneda que también ha visto el daño de la pandemia con fuerza.


Sabemos que los casos de coronavirus en Brasil y México fueron elevados, con severos impactos económicos, que obviamente tendrán un punto de partida mucho más bajo para lograr recuperar el terreno perdido en los próximos años.

En otras divisas de países vecinos, el peso colombiano se deprecia un -6,9% y el sol peruano lo hace en un -8,7%. Es sorprendente que el peso chileno le esté sacando una ventaja enorme a cada una de las divisas de la región. Esto quiere decir que, en términos relativos, a raíz de la caída del dólar en Chile, si viajáramos a estos países, tendríamos un mayor poder adquisitivo.


EJEMPLO

Si a fines del año 2019 un real brasileño costaba $188 pesos chilenos, al finalizar el presente año nos costaría $138 pesos chilenos.

Para qué decir lo que ha ocurrido en Argentina, que a fines del año 2019 un peso argentino nos costaba $12,5 pesos chilenos, hoy nos costaría $8,6, considerando el tipo de cambio oficial.


Sin embargo, hoy en día ha vuelto a tener importancia el “dólar blue” que se transa en el mercado negro, el que castiga aún más a la moneda argentina, con un valor de $4,6 pesos chilenos por peso argentino.



Perspectivas a futuro


El dólar se ha debilitado en el mundo y es probable que se mantenga esa presión bajista para la divisa norteamericana en el corto plazo, sin embargo, no será fácil que el dólar index logre traspasar la barrera de los US$88. Si esto llegara a ocurrir, veríamos un cambio mayor en el contexto mundial de divisas.


En ese sentido, la evolución que pudiera tener el euro, será determinante para intentar predecir la evolución del dólar a nivel global, con un componente nuevo que debemos monitorear, como es la evolución del yuan chino.


Latinoamérica se ha visto fuertemente afectada con la pandemia en donde el peso chileno ha sido la moneda dura de la región. La llegada de la vacuna, también debería ser una noticia mucho más positiva para las divisas de Sudamérica y México, siempre y cuando el escenario político mejore.


Si quieres saber qué pasó en el resto de los mercados este 2020, te invitamos a leer los siguientes artículos:


¿Qué 🤬 pasó en el mercado el 2020?

Commodities: Ganadores y Perdedores 2020

Acciones: Ganadoras y Perdedoras 2020



¿Quieres participar del mercado de divisas o FOREX?

En Capitaria puedes hacerlo en 3 simples pasos:

  • Crea tu cuenta sin costo

  • Deposita los fondos a invertir

  • Invierte en el mercado de divisas con un solo click 📈

Si quieres saber más, entra a capitaria.com, déjanos tus datos y te contactaremos para ayudarte a empezar.



¿Vas a dejar pasar otra oportunidad? 🤔

Newsletter

semanal

gratuito

Informativo, ingenioso y con todo lo que necesitas para comenzar tu semana.

Estamos en la misión de empoderar a las personas para que tomen el control de sus inversiones entregándoles educación constante, información oportuna y una plataforma para que en un click puedan acceder a los mercados del mundo.

Guías

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • LinkedIn
  • YouTube

En los mercados financieros se generan rápidos movimientos que pueden conllevar a un elevado riesgo de pérdidas. Por esta razón, participar activamente en estos mercados con apalancamiento financiero, solo es aconsejable para aquellos participantes que puedan asumir dicho riesgo. Cualquier análisis o consejo sobre el mercado comunicado a través de www.capitaria.com o de algún correo electrónico con este remitente, debe ser considerado como una opinión, y nunca como una garantía. En ningún caso y bajo ningún concepto, Capitaria se hace responsable de las posibles pérdidas incurridas por nuestros clientes. Todo cliente potencial de Capitaria debe tener en cuenta que su capital puede verse tanto incrementado como disminuido, no debiendo participar en este mercado sin antes considerar si esta manera de operar es la adecuada para él, en función de sus condiciones económicas. Los clientes potenciales deben también tener en cuenta que no se pueden garantizar los resultados de las operaciones, y que los resultados obtenidos en el pasado no garantizan resultados futuros. El trading implica un alto riesgo y un cliente puede perder una cantidad sustancial de dinero, no importando qué método utilice. Capitaria ofrece instrumentos transados a través de CFD's, que no están regulados por alguna entidad local.*Argentina: depósitos y retiros de dinero sólo con cuenta bancaria en el extranjero*